Olas de verano

Aprovechando la festividad local del «Corpus», hicimos un viaje de ida y vuelta a la costa gaditana, sin demasiadas esperanzas de poder surfear olas «decentes».

Las previsiones marcaban un ligero viento Sur (no es el más favorable) y unos prometedores 0,9 m y 9 seg que, quizá por la coincidencia de un buen punto de marea, me deparó una divertida sesión antes de ir a comer.

Por la tarde, hubo otro baño, pero ya peor, ya que el tamaño bajó y el viento aumentó, rolando a poniente. Aún así, disfrutamos de un buen rato en el agua con agua caliente , mucho sol y poquísima gente en el agua.

Como curiosidad, dejo foto del mismo lugar, en fechas aproximadas, pero de hace nueve años. Me hace gracia ver que la «chaquetilla» de Billabong todavía me dura en perfecto estado, y bueno, ver cómo he bajado unos 12 kg desde aquella. Mejor así, porque un exceso de peso y musculatura no es bueno para nuestro deporte. Ahora estoy mucho más cómo en el agua.

Por cierto, en breve, vídeo del primer baño.